Usted está aquí

15 nuevos estudiantes universitarios criminalizados por participar en protesta

Alerta 078 -2017 Honduras, 07 de agosto de 2017
Comité por la Libre Expresión (C-Libre).- Un total de quince estudiantes del Centro Universitario Regional del Litoral Pacífico (CURLP) de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), fueron notificados de un requerimiento fiscal, tras permanecer en una toma pacifica de las instalaciones del centro universitario.
 
Se trata de los estudiantes: Nahun Gutiérrez Yanez, Carmen María Lagos, Marvin Josué Padilla, Carlos Levi Ortéz, Bryan Yojarshi Cárcamo, Wilfredo Flores Cruz, Kevin Armando Aguilar, Luis Felipe Zepeda, Kevin Gabriel Estrada, Fausto Fernando Betancourth, Darwin Edgardo Sánchez, Adán Orlando Rivas, Harim Josué Reyes, Dagoberto Rosali Andino y Kevhin Ricardo Espinal.
 
Luego de ser presentados los requerimientos, los estudiantes fueron desalojados de las instalaciones universitarias tras permanecer en una protesta pacífica por 47 días consecutivos, en una toma de las instalaciones universitarias.
 
Los educandos se presentaron voluntariamente a los tribunales de la Ciudad de Choluteca, donde se les otorgaron medidas sustitutivas de la prisión preventiva, representadas legalmente por un abogado de la Asociación para una Ciudadanía Participativa (ACI-PARTICIPA).
 
Según la Relatoría Especial de Libertad de Expresión de la Organización de Estados Americanos: «El derecho a manifestarse públicamente es un elemento esencial de la libertad de expresión. En muchas ocasiones, las protestas callejeras, los cortes de vías de comunicación o las reuniones públicas son el único mecanismo disponible para amplios sectores de la sociedad que no tienen o ven enormemente dificultado el acceso a los medios de comunicación masiva».
 
Los universitarios que se suman a la lista de 29 criminalizados en Tegucigalpa y uno en centro universitario regional de la zona norte del país, en la ciudad de San Pedro Sula, a quienes se les impuso las medidas de no salir del país y presentarse cada viernes a firmar en las sede de justicia de la ciudad de Choluteca.
 
Uno de los estudiantes criminalizados responsabilizó de cualquier daño que le pueda ocurrir a él o a sus compañeros a las autoridades de la universidad, “Hemos sido objeto de una campaña de desprestigio, amenaza verbal y psicológica, nos han estigmatizado como vándalos y como vagos solo por exigir educación pública y de calidad”, se quejó uno de los estudiantes.
 
Los estudiantes mantenían una toma pacifica  de las instalaciones desde el pasado 19 de junio, en protesta contra las autoridades de la UNAH y en demanda de la instalación de un gobierno de transición en la máxima casa de estudios.