Usted está aquí

Asesinatos y abuso militar contra manifestaciones ciudadanas en Honduras

Alerta 137-17 | Honduras, miércoles 20 de diciembre de 2017
 
Comité por la Libre Expresión (C-Libre). Desde el pasado lunes 27  de noviembre del presente año, se han desarrollado una gran cantidad de acciones de protesta ciudadana en el marco de un rechazo a un fraude electoral cuyo propósito es el continuismo del actual presidentes de Honduras Juan Orlando Hernández.
 
Cabe resaltar que el domingo 17 de diciembre, 22 días después de realizada las elecciones, el Magistrado Presidente del Tribunal Supremo Electoral  (TSE) representante del partido en gobierno, David Matamoros, proclamó a su correligionario Juan Orlando Hernández como el presidente electo para el periodo 2018-2022.
 
Estas declaraciones incrementaron las manifestaciones de manera inmediata, arrojando como resultado,  auto convocatorias ciudadanas con la toma de carreteras a nivel nacional en el marco del legítimo derecho a la libertad de expresión y manifestación de la ciudadanía hondureña.
 
Estas acciones se han visto manchadas con sangre de los manifestantes y de acuerdo a las estadísticas de la Mesa de Derechos Humanos de la Coalición Contra la Impunidad en Honduras que aglutina más de 50 organizaciones de sociedad civil en el periodo comprendido del  27 de noviembre al 19 de diciembre sumaban 23 muertes violentas a mano de la Policía Militar de Orden Público (PMOP). 
 
A estos 23 asesinatos se les sumarian los ocurridos la tarde y noche del 19 de diciembre y la madrugada del 20 de diciembre los que suman al menos siete asesinatos más en el marco de las tomas de carreteras, según los reportes divulgados por distintos medios de información nacionales e internaciones.
 
De igual manera, la  Mesa de Derechos Humanos de la Coalición Contra la Impunidad en Honduras ha documentado el abuso en el uso de gas lacrimógeno y pimienta como mecanismo de disuasión de la protesta pero también como estrategia de intimidación al lanzarla en el interior de casa de habitación y en colonia o barrios, afectando directamente a menores de edad, personas de la tercera edad y personas con discapacidad ajenas a las manifestaciones.  
 
Por otra parte desde C-Libre se ha alertado sobre el ambiente hostil que atraviesa la prensa nacional e internacional en las etapas previas durante y después del proceso electoral del pasado domingo 26 de noviembre en donde resaltan los bloqueos informativos, amenazas e intimidaciones desde el oficialismo. 
 
Al respecto la resolución 22/10 del Consejo de Derechos en su resumen del seminario sobre medidas efectivas y mejores prácticas para asegurar la promoción y protección de los derechos humanos en el contexto de las manifestaciones pacíficas, preparado por la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas, recuerda a los Estados: 
 
“La responsabilidad, también en el contexto de las manifestaciones pacíficas, de promover y proteger los derechos humanos e impedir que se vulneren esos derechos, y de evitar en particular las ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias, las detenciones y reclusiones arbitrarias, las desapariciones forzadas y las torturas y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes, y exhorta a los Estados a que impidan en todo momento que se abuse de los procedimientos penales y civiles o que se amenace con acciones de este tipo”.
 
De igual manera resalta “que nada puede justificar nunca el uso indiscriminado de fuerza letal contra una multitud, que es ilícito en virtud del derecho internacional de los derechos humanos”.
 
C-Libre