Usted está aquí

Autoridades universitarias estigmatizan y criminalizan estudiantes

Alerta 066-17 | Honduras, sábado 15 de julio de 2017
Comité por la Libre Expresión (C-Libre). Autoridades de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) continúan con la estigmatización y criminalización de estudiantes que participan en las protestas que desarrollan desde hace un mes en la máxima casa de estudios.

Esta vez, las víctimas son estudiantes del Centro Universitario Regional del Litoral Pacífico  de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH-CURLP), quienes fueron expuestos en un comunicado emitido en Tegucigalpa, en el que se les pretende culpar de la cancelación del segundo periodo académico en el centro regional, exponiéndolos a ser víctimas de ataques a su integridad física y sicológica o ataques de odio por parte de otros sectores.

En Tegucigalpa otros estudiantes han sido criminalizados de similar forma, publicando sus nombres en comunicados como una forma de incitar al odio personal, lo que podría provocar ataques dentro o fuera de la universidad.

El día viernes 14 de julio, mediante un comunicado las autoridades de UNAH-CURLP, informaron sobre la cancelación argumentando que el centro universitario “se mantiene tomado por un periodo de cuatro semanas de forma continua, por los estudiantes pertenecientes al MEU: JOSE NAHUN GUTIERRES YANEZ, MARVIN JOSUE PADILLA GARCIA, HARIN JOSE REYES ARTEAGA, DARWIN EDUARDO SANCHEZ BACA, por lo tanto el Centro Regional del Litoral Pacífico se cancela el II periodo académico de 2017”.

La Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre, aprobada en el marco de la Novena Conferencia Internacional Americana celebrada en 1948, en su artículo XXI establece: “ Toda persona tiene el derecho de reunirse pacíficamente con otras, en manifestación pública o en asamblea transitoria, en relación con sus intereses comunes de cualquier índole”.

De acuerdo a lo manifestado por el estudiante Josué Ávila, la intensión de cancelar el periodo exponiendo a cinco estudiantiles obedece a una campaña de fomento al odio en contra de  líderes que acuerpan actualmente una toma pacifica de las edificaciones universitarias en la zona sur del país.

Según Ávila la toma de instalaciones obedece a las resoluciones de Asambleas informativas realizadas por estudiantes y no a intereses particulares tal y como se intenta proyectar en el comunicado de las autoridades universitarias.

Para el estudiante Ávila,  el derecho a manifestarse públicamente es un elemento esencial de la libertad de expresión y es precisamente lo que se viene realizando como mecanismo de presión ante la negativa de dialogo de los decanos, vicerrectoría y rectoría de la UNAH.

El estudiante expuso su preocupación por el actual contexto de vulnerabilidad a los dirigentes estudiantiles pues incluso han sido objeto de ataques en consecuencia de la implementación de grupos de choques impulsados por el coordinador del proyecto de becas del programa estatal 2020 en la ciudad de Choluteca quien está acondicionando la entrega de las becas para evitar que los estudiantes participen en las jornadas de protesta.

Comité por la Libre Expresión