Usted está aquí

Defensores de DDHH victimas de campañas de desprestigio

Alerta 006 -2018 Honduras, 15 de enero de 2018
Comité por la Libre Expresión (C-Libre).- Peligrosa campaña de desprestigio y de incitación al odio en contra de defensores de derechos humanos, periodistas y personas que hacen uso del derecho a la protesta, ha aparecido en redes sociales en Honduras.

Se trata de una campaña que pone en riesgo la vida del director de Radio Progreso el sacerdote Jesuita Ismael Moreno, el Periodista de Choluteca Jairo López y Ariel de Vicente y del Coordinador del Movimiento Amplio por la Dignidad y la Justicia (MADJ) Martín Fernández y de su hermano Víctor Fernández encargado de asuntos políticos de la organización.

Al periodista López se le ha tratado de vincular como líder de las manifestaciones en la ciudad de Choluteca, de igual forma al periodista De Vicente lo colocan como responsable de generar actos de violencia.

Por otra parte, los líderes del MADJ son vinculados con el asesinato del joven Wilmer Paredes, en la comunidad de San Juan Pueblo departamento de Atlántida, tras liderar las protestas contra el fraude electoral junto con otros jóvenes el pasado 01 de enero de 2018.  

De acuerdo con Víctor Fernández, la campaña tiene propósitos y “repercusiones pensadas desde su ejecución, debido a ello, responsabilizo al régimen de Juan Orlando Hernández, a las ineficientes e ineficaces instituciones estatales de derechos humanos encargadas de proteger nuestros derechos incluyendo nuestra vida, al ejército y la policía nacional y militar de la cobarde campaña de desprestigio y de cualquier efecto o afectación que pueda traer en mi contra, en contra de Martín o en contra de cualquier integrante del MADJ”

El defensor también hace responsables de cualquier daño contra su integridad a la comunidad internacional que avala el gobierno de Hernández, pero “especialmente al gobierno y embajada de los Estados Unidos en Honduras”.

El MADJ pera una radio comunitaria en el departamento de Atlántida, identificada como “Radio Dignidad”, haciendo uso del derecho a la comunicación de los pueblos y el derecho a la libertad de expresión.

Los hermanos Fernández van más allá al afirmar que el crimen cometido contra el joven, “se orienta a una conspiración de policías, militares, miembros del Partido Nacional y otros actores que habrían preparado y ejecutado a Paredes, como parte de la venganza y campaña para imponer el miedo y desmovilizar la lucha contra la dictadura en todo el país, pero directamente en Atlántida que se ha caracterizado por su determinación e impacto en la economía debido a sus acciones de toma de la principal carretera de la zona”.

Desde hace varios años los miembros del MADJ vienen siendo objeto de amenazas, incluyendo agresiones verbales y físicas, campañas de desprestigio, persecuciones y hasta asesinatos.

El artículo trece de la Convención Americana de Derechos Humanos, dice que “toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento y de expresión. Este derecho comprende la libertad de buscar, recibir y difundir informaciones e ideas de toda índole, sin consideración de fronteras, ya sea oralmente, por escrito o en forma impresa o artística, o por cualquier otro procedimiento de su elección”.

Comité por la Libre Expresión