Usted está aquí

DESA demanda a defensora y exige un millón de lempiras

Alerta 034-17 | Honduras, martes 28 de febrero de 2017
Comité por la Libre Expresión (C-Libre). La sociedad mercantil Desarrollo Energético S. A. (DESA), demandó al Centro de Estudios de la Mujer Honduras CEM-H y a la defensora de derechos humanos Suyapa Martínez, por declaraciones vertidas en el programa televisivo Frente a Frente.

La demanda pide condenar a la defensora de los derechos de la mujer, al pago de un millón de lempiras (1,000.000.00) por los supuestos  daños y perjuicios, “ocasionados a la fama comercial de la sociedad mercantil DESA y al patrimonio moral, de sus socios y directivos”, según dice parte de la demanda.   

La acción fue incoada por el apoderado de la empresa DESA Jaime Renán Banegas Zerón, en el Juzgado de Letras de lo Civil del Departamento de Francisco Morazán y sería la primera demanda de esta naturaleza  interpuesta contra una organización que defiende los derechos humanos en el país.

Los hechos habrían ocurrido el día 25 de noviembre de 2016, cuando Martínez participó junto con otras defensoras  en un debate televisivo que abordó entre otros temas, la impunidad que rodea el asesinato de la líder ambientalista y defensora de los derechos Humanos Berta Isabel Cáceres Flores.

La Coordinadora General del Consejo     Cívico de Organizaciones Populares de Honduras (COPIHN),  galardonada con el Premio Goldman Price 2015, fue asesinada a la 12:45 la madrugada del 03 de marzo de 2016, en el interior de su vivienda en la Esperanza Intibucá. El defensor mexicano Gustavo Castro se salvó de morir, tras simular que estaba muerto luego de recibir un disparo de arma de fuego.

Desde el día de su asesinato, decenas de organizaciones y personas, a nivel nacional e internacional, vienen exigiendo el esclarecimiento del crimen de la defensora, por el que ya han sido capturadas alrededor de ocho personas que incluye a militares y ex empleados de la empresa DESA.

Cáceres denunció en varias ocasiones que era objeto de amenazas por personas ligadas a la empresa DESA y contra quién mantuvo una lucha constante, por la instalación de una represa hidroeléctrica sobre el río sagrado del pueblo Lenca, el Río Gualcarque impulsada por la empresa Desarrollo Energético.

La Convención Americana de Derechos Humanos establece, que “Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento y de expresión. Este derecho comprende la libertad de buscar, recibir y difundir informaciones e ideas de toda índole, sin consideración de fronteras, ya sea oralmente, por escrito o en forma impresa o artística, o por cualquier otro procedimiento de su elección”.

De forma similar, el año 2014 la Coordinadora del Movimiento de Mujeres por la Paz "Visitación Padilla", Gladys Lanza, fue acusada por el delito de difamación, luego de haber acompañado una denuncia de acoso sexual, por parte del director de la Fundación para el Desarrollo de la Vivienda Social Urbana FUNDEVI.

De acuerdo con expertos, esta sería una nueva forma de criminalizar y paralizar el trabajo que realizan los y las defensoras de derechos humanos en el país.

La demanda ha sido notificada a Martínez cuando el mismo día en que se han iniciado las conmemoraciones por el asesinato de Cáceres, en diferentes partes del país y a nivel internacional, en demanda de justicia que se castigue a los autores intelectuales y materiales.

Comité por la Libre Expresión.