Usted está aquí

Libres cuatro ambientalistas detenidos en desalojo de campamento

Alerta 082 -2017 Honduras, 11 de agosto de 2017
Comité por la Libre Expresión (C-Libre).- Un total de cuatro defensores de los recursos naturales fueron detenidos en consecuencia de un desalojo en el “Campamento Digno por el Agua y por la Vida”, en defensa del Río Mezapa ubicado en la comunidad de Pajuiles municipio de Tela departamento de Atlántida, denunció el Movimiento Amplio por la Dignidad y la Justicia (MADJ) en un Comunicado.

Se trata de los líderes comunitarios: Angélica Recinos, René Mejía, Arnaldo Castro, Orlando Castro y Óscar Martínez. Los detenidos fueron dejados en libertad con medidas sustitutivas de prisión, como presentarse a firmar a los juzgados, no salir del país y no participar en reuniones públicas en la comunidad.

El día jueves 10 de agosto del presente año, por horas de la mañana, miembros de la Policía Nacional y del ejército hondureño, se presentaron al campamento para desalojar a los vecinos de varios comunidades que cumplieron “140 días” de protesta pacífica, en contra de la instalación del proyecto hidroeléctrico Centrales de El Progreso S.A (HIDROCEP).

De acuerdo con denuncias presentadas por los defensores del Río Mezapa, la instalación de la represa es un proyecto no consensuado con la comunidad y atenta contra el derecho al agua de varias las comunidades, además de alterar y  contaminar el medio ambiente en el lugar.

El MADJ denunció en un comunicado, que “la Policía a efecto de continuar intimidando mantiene en la zona una tanqueta con amenaza de disipar cualquier acción que se pueda gestar y para evitar que la población retorne a los puntos donde estaban instalados los campamentos, de los cuales no quedó absolutamente nada ya que luego de desarmar las galeras la montaron a sus vehículos y llevaron incluso hasta las mantas y demás pertenencias como prueba para las acusaciones en contra de los y la detenida”.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), estableció en su informe anual del año 2005 que “el derecho a la manifestación pacífica, si bien es un derecho humano contenido en las libertades de reunión y de expresión, merece ser tratado de manera especial debido a que representa un modo de acción cívica para la exigencia y la defensa de derechos, altamente sensible a reacciones de gobierno y a políticas de Estado incompatibles con los derechos humanos”.

Las personas detenidas fueron puestas en libertad con medidas sustitutivas de prisión, como presentarse a firmar una vez cada semana a los juzgados, no salir del país y no participar en actos públicos en la entrada de la comunidad de Pajuiles.

El pasado 04 de agosto personas ligadas a la empresa (HIDROCEP) quemaron el campamento de los defensores y agredieron al Coordinador General del Movimiento Amplio, Martín Fernández y a Óscar Martínez, este último es un importante comunitario y es Delegado de la Palabra de Dios” un programa de laicos comprometidos de la Iglesia Católica.

Según el Movimiento Amplio  “en el expediente de la causa consta una lista de 12 personas más que deberán ser detenidas y privadas de libertad por el delito de usurpación por detentación de espacios públicos en perjuicio del Estado de Honduras y la empresa hidroeléctrica HIDROCEP”.

La organización denunció en un comunicado que el día antes del desalojo, recibieron la visita de la señora Sagrario Prudott, jefa del departamento de derechos humanos de la Secretaría de Estado en el Despacho de Seguridad junto a agentes de la Policía Nacional, para “constatar los daños provocados por las personas pagadas por la empresa HIDROCEP quienes desalojaron y quemaron los campamentos el pasado 04 de agosto y agredieron a Martín Fernández y a Óscar Martínez, pero que, contrario a reaccionar favorablemente se puede inquirir que la recopilación de información que realizó contribuyó para la identificación inmediata de los liderazgos en la zona que hoy han sido detenidos”.

La Convención Americana de Derechos Humanos en su artículo 13, establece que “toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento y de expresión.  Este derecho comprende la libertad de buscar, recibir y difundir informaciones e ideas de toda índole, sin consideración de fronteras, ya sea oralmente, por escrito o en forma impresa o artística, o por cualquier otro procedimiento de su elección”.

Comité por la Libre Expresión