Usted está aquí

Policía Antiextorsión amenaza de muerte a periodista durante cobertura informativa

Alerta 0110-17. Honduras, viernes 20 de octubre del año 2017
Comité por la Libre Expresión (C-Libre).- La Periodista Lidieth Díaz, denunció haber sido objeto de amenazas por parte de un agente de la Fuerza Nacional Antiextorsión (FNA), mientras daba cobertura a la presentación de un capturado en las instalaciones de la misma, el pasado 18 de octubre en la ciudad capital de Honduras.

Díaz, quien labora para el diario digital ConfidencialHN, junto a otros y otras periodistas que cubren la fuente de esta instancia, reclamó la no presentación de un supuesto extorsionador ya que alegaron no tener pruebas concluyentes y postergaron su presentación ante los medios, de acuerdo a lo que menciona este diario digital.

Ante el reclamo, un agente de la FNA, cubierto el rostro con capucha le dijo a la periodista: “Perdete porque sino, te vamos a desaparecer”.

La FNA, está integrada por personal del Ministerio Público, Policía Nacional, Fuerzas Armadas de Honduras y la Dirección de Investigación e Inteligencia del Estado y su finalidad es el combate al delito que comúnmente se conoce como impuesto de guerra que afecta a la mayoría de los hondureños.

La periodista anunció que presentará las acciones correspondientes contra este oficial antiextorsión ante la Fiscalía de Derechos Humanos del Ministerio Público (MP) y Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (CONADEH).

La Declaración de Principios sobre Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en su inciso número nueve menciona que hechos de violencia contra Periodistas tales como amenazas, secuestro y asesinato, además de la destrucción de su equipo “viola los derechos fundamentales de las personas y coarta severamente la libertad de expresión”.

Honduras es considerado uno de los países más peligrosos para el ejercicio periodístico. De acuerdo Clasificación anual de Libertad de Prensa de este año, de la organización Reporteros Sin Fronteras (RSF), el país ocupa el puesto 140 de 180 países violatorios de la libertad de expresión en el mundo.

Comité por la Libre Expresión