Usted está aquí

Policía Militar le fractura la pierda a periodista con bomba lacrimógena

Alerta 011 -2018 Honduras, 20 de enero de 2018
 
Comité por la Libre Expresión (C-Libre).- El periodista Dassaev Aguilar Moncada, corresponsal en Honduras de la cadena Iraní de noticas “Hispan TV”, resulto con una fractura en su pierna izquierda provocadas por el impacto de una de las varias bombas lacrimógenas lanzadas por la Policía Militar de Orden Publico (PMOP), la mañana del sábado 20 de enero en la colonia Villa Nueva de la ciudad capital de Honduras.
 
La agresión contra Aguilar se produjo durante una cobertura periodística a una toma de carretera en el marco de la convocatoria a un paro nacional como parte de las protestas contra el fraude electoral que mantiene en la presidencia al abogado Juan Orlando Hernández.
 
“La toma ya había terminado cuando de manera repentina los militares empezaron a reprimir con bombas de gas lacrimógeno y una fue a impactar directamente a mi pierna”, denuncio el periodista.

Según declaraciones del comunicador se trató de una agresión “a propósito” de los uniformados, que le dispararon a pesar que la calle estaba completamente libre al momento de la agresión.

“Yo iba caminando y me la tiraron a mí” dijo el periodista a C-Libre en el lugar donde fue agredido. El periodista además de andar su micrófono que se puede ver a larga distancia, también anda protegido con un casco que se puede ver de largo.

Aguilar manifestó que es “una agresión más a la prensa y ayer había puesto una denuncia ante la Fiscalía de Derechos Humanos por acoso por parte del gobierno y hoy nos reciben con una caricia (una bomba lacrimógena”.

Para Aguilar la agresión es un ataque dirigido contra su persona por parte de los uniformados, en consecuencia de una campaña de incitación al odio y al desprecio que circula por las redes sociales y la cual pone en peligro la vida de más de una decena de periodistas de diferentes medios de comunicación.
 
Cabe destacar que al momento del ataque, Aguilar se encontraba en compañía de su colega Gilda Silvestrucci de la cadena internacional Telesur, quién también forma parte de la maliciosa campaña en donde colocan la fotografía del periodista junto a la leyenda: “conozca los asesinos incitadores de la violencia y el odio”.
 
La bomba lacrimógena provoco una rotura de la fibra muscular del pie izquierdo de Aguilar, quien fue trasladado por sus compañeros de trabajo a un centro de asistencia médica donde se recupera del ataque.
 
El numeral nueve de la declaración de Principios de Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, manifiesta que “el asesinato, secuestro, intimidación, amenaza a los comunicadores sociales, así como la destrucción material de los medios de comunicación, viola los derechos fundamentales de las personas y coarta severamente la libertad de expresión. Es deber de los Estados prevenir e investigar estos hechos, sancionar a sus autores y asegurar a las víctimas una reparación adecuada”. 
 
La libertad de expresión es un derecho fundamental reconocido en la Declaración Americana sobre los Derechos y Deberes del Hombre y la Convención Americana sobre Derechos Humanos, la Declaración Universal de Derechos Humanos, la Resolución 59(I) de la Asamblea General de las Naciones Unidas, la Resolución 104 adoptada por la Conferencia General de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, La Ciencia y la Cultura (UNESCO), el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, así como en otros instrumentos internacionales y el artículo 72 de la Constitución hondureña.
Comité por la Libre Expresión