Usted está aquí

Requerimiento fiscal para universitarios en protesta

Alerta 083 -2017 Honduras, 11 de agosto de 2017
Comité por la Libre Expresión (C-Libre).- Fiscales del Ministerio Púbico (MP) de la ciudad de Choluteca, presentaron requerimiento fiscal en contra de quince estudiantes del Centro Universitario Regional del Litoral Pacífico (CURLP), de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

Las acusaciones para iniciarles procesos penales, son por los delitos de usurpación por detentación de edificios Públicos, una acción promovida desde las autoridades universitarias.
Estudiantes de la UNAH mantienen una toma pacifica de las instalaciones de la mayor parte de campus universitarios, después que tres estudiantes fueron condenados por un Tribunal de Sentencia de la Ciudad de Tegucigalpa.

La audiencia inicial esta programada para el próximo 17 de agosto en la ciudad de Choluteca.

Los alumnos criminalizados son los y las estudiantes: Nahun Gutiérrez Yanez, Carmen María Lagos, Marvin Josué Padilla, Carlos Levi Ortéz, Bryan Yojarshi Cárcamo, Wilfredo Flores Cruz, Kevin Armando Aguilar, Luis Felipe Zepeda, Kevin Gabriel Estrada, Fausto Fernando Betancourth, Darwin Edgardo Sánchez, Adán Orlando Rivas, Harim Josué Reyes, Dagoberto Rosali Andino y Kevhin Ricardo Espinal.

La Convención Americana de Derechos Humanos en su artículo 13, establece que “toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento y de expresión.  Este derecho comprende la libertad de buscar, recibir y difundir informaciones e ideas de toda índole, sin consideración de fronteras, ya sea oralmente, por escrito o en forma impresa o artística, o por cualquier otro procedimiento de su elección”.

De acuerdo con un reporte de los estudiantes criminalizados, responsabilizaron a la directora del CURLP y a la rectora de la UNAH, por la persecución judicial o si le pasara algo a él o alguno de sus compañeros.

 “Hemos sido objeto de una campaña de desprestigio, amenaza verbal, psicológica, nos han estigmatizado como vándalos y como vagos solo por exigir educación pública y de calidad”, se quejó Padilla en la entrevista al periódico.

Los universitarios se suman a la lista de 29 criminalizados en Tegucigalpa y uno en San Pedro Sula.
Los estudiantes se presentaron de manera voluntaria a los juzgados, donde se les impuso las medidas de no salir del país y presentarse cada viernes a firmar en la sede judicial de la ciudad de Choluteca.

Cabe destacar que el día de hoy (viernes 11 de agosto), los estudiantes del CURLP, fueron desalojados por la Policía Nacional, al igual que los universitarios del Centro Universitario Regional del Litoral Pacífico (CURLP), de la UNAH quienes fueron desalojados vía orden del Juez de Letras de la Sección Judicial de la Ciudad de Comayagua.

En ese sentido, las autoridades universitarias informaron en un comunicado que “a partir de este momento, el CURLP se encuentra bajo custodia de la Policía Nacional y será trasladado a las autoridades universitarias un vez que las condiciones estén dadas”, una medida que violenta la autonomía de la máxima casa de estudios.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), estableció en su informe anual del año 2005 que “el derecho a la manifestación pacífica, si bien es un derecho humano contenido en las libertades de reunión y de expresión, merece ser tratado de manera especial debido a que representa un modo de acción cívica para la exigencia y la defensa de derechos, altamente sensible a reacciones de gobierno y a políticas de Estado incompatibles con los derechos humanos”.

Comité por la Libre Expresión