Alerta 053-2022

Choluteca, Honduras (-Libre): - En un desalojo violento realizado por la Policía Nacional en las instalaciones de la Región de Salud de Choluteca, elementos de la policía agredieron al comunicador social, Joel Gómez, empleado del canal de televisión Televida, para impedirle una transmisión que realizaba en vivo, cuando varios manifestantes eran detenidos.

El director y propietario de Televida, Juan Laínez, se quejó de las violaciones a la libertad de prensa que fue objeto el comunicador social, Joel Gómez, a quien los policías golpearon y le destruyeron su equipo de transmisión.

“Un policía lo empujó con el escudo, provocando que se le cayera el teléfono celular asignado para la transmisión en vivo”, dijo Laínez, agregando, que otro de los agentes, supuestamente de tránsito, trató de detenerlo y llevarlo preso, en una acción que fue evitaron otros comunicadores sociales, que también cubrían el evento.

El director de Televida informó que, como producto del incidente, el comunicador social también resultó con varios golpes en su cuerpo. En el incidente, además de Gómez, también resultaron con golpes de consideración, los comunicadores sociales, Amanda Pastrana, de Televida y Selvin Euceda de Telemarcovia.  

La acción fue derivada, del cumplimiento de una orden judicial, donde la Policía Nacional procedió este viernes a desalojar a los manifestantes, aglutinados en la organización, Revolucionarios del Sur, una facción del Partido Libertad y Refundación (LIBRE), que, desde febrero pasado, protesta por el nombramiento del director regional de salud, un funcionario que no pertenece al partido en el poder.

El desalojo de los manifestantes se mostró violento, pese a que el gobierno de Xiomara Castro desde el inicio ha pregonado respeto a la libertad de expresión y de los derechos humanos. En el incidente los agentes detuvieron a diez manifestantes.

Informes de los manifestantes dan a conocer que, en la represión, un fuerte contingente policial utilizó gases lacrimógenos y portó armas de grueso calibre, muy superiores a las piedras que ellos lanzaron, tratando de evitar el desalojo. “A mí me golpearon”, dijo Marta Lorena Herrera, dirigente de Revolucionarios del Sur, entrevistada por Metro Tv, cuando era detenida por la policía.

La libertad de expresión es un derecho fundamental establecido en la Constitución de la República y en los convenios internacionales ratificados por Honduras. Sobre este tema también el Estado adquirió compromisos con diversas naciones del mundo que forman parte del Examen Periódico Universal (EPU) adoptando 32 recomendaciones relacionadas con esta materia.

El Comité por la Libertad de Expresión (C-Libre) también les recuerda a las autoridades que la libertad de expresión es un derecho fundamental que el Estado está en la obligación de tutelarlo.