Usted está aquí

Principios que deben regir a las y los corresponsales durante el proceso de monitoreo, denuncia y seguimiento

La práctica de la ética es indispensable durante y después del proceso de monitoreo, denuncia y seguimiento por lo tanto es preciso tener presente:

 

 

La información recopilada durante el monitoreo permitirá la elaboración de alertas, denuncias, comunicados, campañas e informes sobre el tema con el fin de informar la violación a nivel nacional e internacional y dejar constancia de la misma. Asimismo, la información, servirá para alimentar la base de datos y recogerá los casos que requieren medidas de protección. La información será enviada a las redes nacionales e internacionales en materia de libertad de expresión.

Las alertas, denuncias, reportajes, notas e investigaciones periodísticas serán publicadas en el periódico digital www.conexihon.info y en la página web página institucional www.clibrehonduras.com

Asimismo se realizarán las gestiones pertinentes ante los organismos de gobierno competentes, como la Fiscalía de los Derechos Humanos, Ministerio Público, la Policía Nacional, Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Ministerio de Justicia y Derechos Humanos y se dará seguimiento a los casos de periodistas 

asesinados/as y en situación de riesgo a través de la vigilancia de la responsabilidad que tiene el Estado de guardar el derecho de libre expresión.
 
Se establecerán alianzas estratégicas con la sociedad civil organizada para brindar apoyo legal, protección física y seguimiento a los casos de periodistas en situación de riesgo.
 
El proceso también contempla la orientación a periodistas y comunicadores/as en situación de riego a través de métodos básicos de seguridad personal y exhortando a las autoridades locales, nacionales e internaciones para que estén pendientes de su situación. Se mantendrá comunicación constante con las víctimas.